Pinellas, Sarasota y Manatee, son los territorios más afectados.


Las sustancias tóxicas que emanan de la marea roja, crean afecciones en los sistemas respiratorios de los habitantes de la península, como tos, inflamación y enrojecimiento de nariz y ojos, dichas afecciones se dejan ver fundamentalmente en personas que padecen asma y enfisema.

Las personas con problemas en sus sistemas respiratorios, deben sustraerse de ir a las playas contaminadas. Por otra parte, no comer moluscos que provengan de zonas con marea roja.

El alga microscópica (Karelia brevis), al reproducirse se multiplica aceleradamente siendo la causante de la marea roja, así cuando se realizan los exámenes los resultados aparecen altos.

La marea roja no se estrena ahora en playas Floridanas, el acuario MOTE, informa que hay información documentada de la presencia de este fenómeno hace años.