marco-rubio-debate


Los congresistas cubanoamericanos reaccionaron indignados al nuevo paquete de medidas de Obama y la orden que hace permanente las relaciones con Cuba.

“El dinero hace más fuerte el agarre del régimen de Castro al poder, su represión más dura y su exportación de la miseria en todo el hemisferio, especialmente en Venezuela, más fácil. La administración de Obama, en confabulación con las empresas estadounidenses, es ahora responsable de financiar a esencialmente una dictadura comunista que trabaja cada día para socavar la seguridad de Estados Unidos y los intereses nacionales”, dijo Marco Rubio.

“El presidente Obama debe seguir una política que empodere a los cubanos y anime a los activistas pro-democracia, en lugar de enriquecer y abrazar a esos que los oprimen” insistió.

Otro legislador cubanoamericano, Mario Díaz-Balart, arremetió contra Obama “Es falso pretender que hacer negocios con el régimen de los Castro ayudará al pueblo cubano. En cambio, y en contravención a las leyes de Estados Unidos, las nuevas regulaciones proveerán un impulso a los monopolios estatales de los hermanos Castro”, dijo.