«Siempre he creído que necesitamos una barrera física», expresó Rubio a la prensa.

«Funcionará para canalizar, y no es solo por la gente. Es por las drogas y todo lo demás», afirmó.

«Esta es una responsabilidad federal: mantener nuestro país seguro. Y debe tener prioridad», aseveró.

El sumarse Marco Rubio a la idea de Trump, es una cuestión interesante, teniendo en cuenta los encuentros no muy agradables que tuvieron durante la campaña a la presidencia.

El presidente rubricó un decreto para la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, y se refirió a la reactivación de un programa federal con el fin de agilizar deportaciones.