En una entrevista concedida a la cadena CNN, el senador Marco Rubio mostró su preocupación ante la grave crisis que sufre Venezuela y expresó que la única solución posible a esta situación es la convocatoria de elecciones libres en el país.


Además, el republicano arremetió contra Maduro acusándolo de haberse convertido en un dictador. «Maduro no es un presidente, es un dictador ahora. Ha cancelado la Constitución y, básicamente, está intentando anular la Asamblea Nacional».

«Cumpla la Constitución que (Hugo) Chávez dispuso. Celebre elecciones», dijo el legislador por Florida, en un mensaje dirigido al presidente venezolano.

«Creo que si hay unas elecciones libres e imparciales en Venezuela, de ninguna manera las gana el partido de Maduro. Celebrar elecciones. Eso es lo que tiene que ocurrir. Esa es la solución y eso es lo que se niega a hacer», aseveró Rubio.


El senador destacó que, «afortunadamente, se están empezando a ver fracturas» en el «régimen de Maduro», como la que representa la fiscal general, Luisa Ortega, quien rechazó la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el Gobierno.

«Espero que haya gente el Ejército que se niegue a seguir cooperando con estas violaciones de derechos humanos que están ocurriendo», dijo.

También agradeció a la Casa Blanca por «sancionar a esas marionetas fraudulentas del Tribunal Supremo de Venezuela que básicamente hacen lo que Maduro pide que hagan».

Rubio se refirió así a las sanciones impuestas por el Gobierno de EE.UU. esta semana a ocho miembros, incluido el presidente, del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

Las nuevas sanciones de EE.UU. se decretaron tras varias semanas de protestas desencadenadas por la orden del TSJ de privar de todas sus funciones a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición a Maduro, una medida que luego fue retirada parcialmente.

Maduro denunció hoy que su homólogo estadounidense, Donald Trump, tiene las manos «metidas a fondo» en los eventos «terroristas» y de violencia que se desarrollan actualmente en su país, con el objetivo de «tomar el control político».

Venezuela es escenario de protestas a favor y en contra del Gobierno desde hace casi dos meses, algunas de las cuales han generado hechos violentos han cobrado la vida de 47 personas y han causado cientos de heridos y detenidos.