Cuando los empleados de una guardería infantil no le permitieron recoger sus hijos, una mujer de Sunrise amenazó al director con un machete y luego obligó a la policía a perseguirla, informó el Nuevo Herald.

Ashley Dailey, de 25 años, trató de recoger a sus hijos del Early Learning Center, localizado en el 10092 W. Oakland Park Boulevard, a alrededor de las 7:30 a.m. del miércoles, según dijo Chris Piper, portavoz de la policía de Sunrise.

Dailey tenía una orden judicial para mantenerse lejos del centro, y su madre es quien tiene la custodia legal de los menores debido a la “inestabilidad mental de Dailey y el peligro que representa para ella misma y los niños”, según el reporte del arresto.

Dailey agarró a sus hijos e intentó irse, pero su madre, que estaba presente, se los quitó de los brazos. El director del preescolar le dijo a Dailey que tenía que irse, pero como respuesta, la mujer le pegó en el brazo y en su salida hacia el estacionamiento rompió el monitor de una computadora.


Cuando el director la siguió y le dijo que iba a llamar a la policía, Dailey sacó un machete de su Toyota Camry, hizo varios gestos agresivos con el arma en el aire y amenazó a “cualquier persona que tratara de acercarse a ella”.

Luego subió a su auto, huyó a toda velocidad del lugar, le pegó a un vehículo estacionado en el lote y obligó a la policía a perseguirla.

En determinado momento, un patrullero trató de sacarla del camino y Dailey se avalanzó contra él. Agentes de la policía de Broward (BSO) pudieron finalmente detenerla en la autopista I-95 cerca de Deerfield Beach y la arrestaron a alrededor de las 10 a.m..

Dailey fue acusada de intento de secuestro a niños menores de 13 años, allanamiento de propiedad privada con agresión, conducta delictiva, asalto con agravantes contra un agente de la ley, escapar de la policía, y conducir de forma imprudente.