Zoila Rodríguez Marzo, residente en el barrio de la Güinera, madre de los presos políticos Katia y Exen Beirut Rodríguez, manifestantes del 11J, advierte al régimen cubano en un video en su red social Facebook, “La paciencia se está agotando”, “nadie va a parar esto”:


 “Todas las madres estamos desesperadas, ya no aguantamos más esta injusticia. La paciencia se está agotando. Ya son siete meses y nada. Cuando cojamos la calle nadie va a parar esto. Tenemos tanta hambre de libertad que nos estamos comiendo el miedo. Libertad inmediata para todos los presos políticos que están encarcelados injustamente”

Según explica en otro post en sus redes sociales, que su hijo Exen lleva 214 días preso, su hija Katia 206 días y el padre de ambos, Fredi Beirut Mato, 211 días privado de libertad, manifestando además que su familia la han destruido:

“El gobierno me ha quitado los pilares más importante de mi vida: mi dos hijos y su padre. Han destruido una familia. Se está derrumbando todo. No tenemos de dónde aguantarnos. Parece mentira que tantas madres que estamos llorando en nuestra CUBA no encontremos la solución”

Comenta desesperada que otras madres están igual, y añade que sus hijos nunca han tenido problemas: “son personas que trabajan como cualquiera de ellos”.

En el mes de diciembre, después de conocer la sentencia de su hija Katia y  la del padre de esta, Fredi, condenados a 20 años de privación de libertad y también conocer la petición fiscal de 7 años para su hijo Exen, preso en el Combinado de Guantánamo, enviando en ese entonces un mensaje:


Mis «hijos solo salieron a la calle y se manifestaron pacíficamente”, las autoridades “no tienen pruebas de que hayan tirado una piedra o de que hayan hecho nada malo”, “no hay motivo para que esas personas paguen esa cantidad de años. Es injusto lo que se vio en ese juicio, fue un teatro, les dieron un papel para leer a los testigos y estaban temblando, se veía que no querían leer ese papel”.

“Cuando mi hija salga de esa prisión cuántos años tengo yo. Cuántos años va a tener ese niño de nueve años que está sufriendo porque su mamá tiene que pagar 20 años de cárcel, y como él muchos”

“Ayúdennos”, dijo Zoila pidiendo solidaridad y puedan ser liberados los presos del 11J “Yo no sé lo que le pasa al presidente de nosotros [Miguel Díaz-Canel]”.

Todas las madres estamos deseperaradas ya no aguantamos más esta injusticia. La paciencia se esta agotando ya son 7 meses y nada.Cuando cojamos la calle nadie va a parar esto. Tenemos tanta hambre de libertad que nos estamos comiendo el miedo. Libertad inmediata para todos los preso politícos que estan en carselado injusta mente.

Posted by Zoila Rodriquez on Friday, February 11, 2022

Tanto el padre de su hija, Fredi Beirut, de 64 años y su hija Katia con 36 años, participantes en las manifestaciones antigubernamentales del 11J, también testigos del asesinato de Diubis Laurencio, otro manifestante de la Güinera, en La Habana, recibieron una condena de 20 anos de privación de libertad, acusados del presunto delito de sedición.

Según manifestó la periodista independiente Claudia Padrón Cueto, después de conocer la sentencia:

«El mayor delito es que fueron testigos de cómo la policía mató a Laurencio. Hombre negro, de un barrio marginalizado que estaba desarmado a quien dispararon. Dice la fiscalía militar que fue en defensa propia. Los videos de su muerte muestran que lo único que tenía en la mano era un celular. Fredi y Katia fueron testigos directos y están pagándolo»

Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años, que residía en Arroyo Naranjo, reconocido por las autoridades cubanas como el único que perdió la vida el 12 de julio, a consecuencia de la represión desatada tras las protestas que iniciaron el 11J, recibiendo un disparo por la espalda del subteniente Yoennis Pelegrín Hernández, que según la fiscalía fue “en legítima defensa”, por lo que no se presentaron cargos en su contra.

El gobierno de Estados unidos se pronunció sobre las injustas condenas a los manifestantes del 11 y 12 de julio en la Güinera:

“Los residentes de La Güinera Walnier Aguilar, y Fredy y Katia Beirut fueron condenados a más de 20 años cada uno por protestar el 11J. Pedimos al régimen de Cuba que detenga estas duras e injustas sentencias y respete los derechos humanos de todos los cubanos”