La madre de Mia Ayliffe-Chung reaccionó indignada por la inclusión del asesinato de su hija en la lista que la Casa Blanca publicara para ilustrar la supuesta desatención que los medios de prensa brindaron a las acciones terroristas el pasado año.

“La muerte de mi hija no será utilizada para fomentar esta absurda persecución de gente inocente”, escribió Rosie Ayliffe en un mensaje publicado en las redes sociales que pretende desacreditar la acusación hecha el lunes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los medios de que no reportaban de manera adecuada los ataques terroristas a nivel mundial.

Luego de la declaracion de Trump, la Casa Blanca emitió una lista de 78 ataques ocurridos a partir de septiembre del 2014, que asegura fueron ejecutados o inspirados por ISIS y que no recibieron suficiente atención por parte de la prensa.

La británica Mia Ayliffe-Chung y su compañero de viaje Tom Jackson, de 21 y 30 años respectivamente, fueron asesinados a puñaladas en Queensland, Australia, en agosto del 2016.


“La posibilidad de que las muertes de Mia y Tom sean consecuencia de un ataque terrorista islámico fue descartada en las primeras etapas de la investigación. Cualquier loco puede gritar Allahu Akbar mientras comete un crimen”, escribió Rosie Ayliffe.