A la madre de dos niños que asisten a una escuela cerca de Orlando se le dijo que ya no podía donar su tiempo en el centro escolar después de las quejas sobre su trabajo en la industria del entretenimiento para adultos.


Victoria Triece ha pasado los últimos cinco años como voluntaria en la escuela primaria Sand Lake con sus hijos, de 10 y 5 años.

Hace dos semanas, le dijeron que ya no podía ser voluntaria y que su ocupación, incluido un sitio de suscripción en OnlyFans, era la razón.

«Nadie tiene derecho a juzgar lo que hacen los demás para ganarse la vida. Me siento juzgada y muy aislada», dijo.

Triece, quien aprobó una verificación de antecedentes y otros requisitos y no tiene antecedentes penales, dijo que se le notificó de la prohibición después de que alguien envió imágenes de la cuenta a los administradores de la escuela.

«Me humillaron, y no debería, y nadie más debería preocuparse por lo que hace otro padre. Me encanta pasar tiempo con mis hijos y tengo una gran relación con otros padres y estudiantes», dijo.


Sus abogados notificaron al Distrito Escolar del Condado de Orange que tienen la intención de demandar por $ 1 millón. La estación informa que la solicitud para ser voluntario no tiene un lugar para ubicar la ocupación de una persona.

«¿Qué mentalidad autoritaria le permite a alguien señalar con el dedo discriminatorio a alguien y decirle que no lo aprobamos y que no puede estar cerca de niños? Eso se vuelve aterrador», dijo el abogado Mark NeJame.

Los funcionarios del distrito dijeron más tarde que Trice podría acompañar a las excursiones, pero que solo podría supervisar a sus propios hijos.