Una mujer de Florida de 33 años está siendo acusada de abandonar a su bebé recién nacido en la puerta de una persona y huir.


El Daytona Beach News-Journal informa que Melissa Kelley está acusada de llevar a su hijo a una casa en Deltona, donde vive la madre de la nueva novia de su ex novio. El incidente ocurrió el domingo por la noche alrededor de las 10:39 p.m.

«Mi hija está saliendo con su ex novio, o lo que sea», dijo Patricia Tillman durante una llamada al 911. «Y ella se dio la vuelta y dejó a su bebé».

Tillman no conocía a Kelley, pero Kelley le explicó a Tillman que su exnovio, Clayton Zinck, estaba saliendo con su hija. Según los informes, Kelley afirmó que Zinck vendría más tarde para recoger al bebé, pero eso nunca sucedió.

Tillman supuestamente dijo que Kelley dejó al bebé con un pañal sucio y dejó un biberón vacío, dos toallas sucias y una lata medio llena de fórmula para bebés. Kelley también le dijo a Tillman que no tocara al bebé porque tenía sarna.


«Ella empujó al bebé por la puerta y se alejó», le dijo Tillman al despachador del 911, según Fox 35. «No sé su nombre. No tengo idea de quién es ella.»

Se contactó a los padres de Zinck, pero se negaron a recoger al bebé de la casa de Tillman y se negaron a despertar a Zinck, según un informe policial.

Según las autoridades del condado de Volusia, Kelley envió a los miembros de la familia mensajes de texto que decían: «Por favor, no me obliguen a tirar este bebé a la basura». Kelley también afirmó que quería quitarse la vida después de que Zinck decidiera romper con ella, e indicó que tomaría drogas para suicidarse.

Los agentes del condado de Volusia hicieron ping al teléfono celular de Kelley debido a las amenazas de suicidio y la encontraron escondida en un área boscosa en Astor.

El Departamento de Niños y Familias se ocupa actualmente del niño después de que las autoridades no pudieron ponerse en contacto con el padre.

Kelley fue arrestada y acusada de deserción ilegal y negligencia infantil.