Yaquelín Barrios y Leandro Cordovés llevaban un año y diez meses sin verse desde que al entregarse en la frontera sur de los Estados Unidos los oficiales de inmigración los separaran.

Este fin de semana ambos pudieron volver a abrazarse a la llegada de Leandro al Aeropuerto Internacional de Miami en donde lo esperaba su madre y otros familiares.


“Yo pensé que no lo iba a ver más, quiero agradecerle a dios que me dio esta felicidad”, dijo su madre emocionada a las cámaras de Telemundo51.

“Hoy hace un año y 10 meses que nos separamos en la frontera y no pude darle un beso ni nada, hoy lo tengo conmigo ya”, dijo sobre la última vez que vio a su hijo en persona.

“Llegamos a la frontera el 10 de junio de 2019, nos entregamos y ahí nos separaron, yo por ser mujer para un lado y el como varón para otro, no nos vimos más y no supe más de mi hijo” recordó.

Durante todo este tiempo Leandro Cordovés estuvo en México, esperando sus audiencias. Pero solo pudo entrar a territorio estadounidense luego que la actual administración cancelara la política que los obligaba a permanecer en ese país durante el proceso.


“Y gracias al presidente Biden que quitó el MPP, gracias a él tengo a mi hijo aquí conmigo” dijo emocionada.

“Hay que ser fuerte en este proceso, mucho daño psicológico, mucho miedo y temor, todo el que pasa por un proceso debe ser fuerte, no todos lo resisten”, añadió.

El proceso migratorio del joven cubano fue largo, y en una ocasión en México lo quisieron deportar pero la insistencia y el apoyo de su familia para avanzar su caso de asilo lo mantuvieron en el país.

«Pensé que no lo volvería a ver más, apelando haciendo todo, nunca en mi vida he perdido la esperanza”, pero a ratos si pensaba “que nunca iba a estar con ellos otra vez».

Aunque ya está en Miami, su pelea por quedarse apenas comienza pues ahora tiene un “parole para seguir el proceso del lado de acá”, dice mientras se refiere a EEUU.