Una cubana en el municipio habanero Marianao, madre de un pequeño enfermo cansada de esperar que el Estado le asigne un lugar donde poder vivir tras el derrumbe del cuartico donde vivían, decide poner en la calle la pequeña cama donde duerme junto a su hijo.

La mujer lleva meses solicitando a las autoridades pertinentes la ayuden a resolver al menos un lugar donde poder vivir con su hijo que presenta una condición médica no develada de momento.


En las redes sociales circula la imagen de la pequeña cama plantada en la calle, donde la mujer duerme junto a su hijo, como protesta a la falta de atención a la situación que vive y no está en sus manos resolver.

A través de un video se observa un hombre que llegó en un carro estatal, quitó la cama de la calle y al parecer se dirigió a ver la situación que plantea la madre, sin más detalles al respecto.

En reportes anteriores y dada la crítica situación con las viviendas por el deterioro de las mismas donde los derrumbes, obligan a madres como esta actuar desesperadamente para proteger a sus pequeños hijos, se ha sabido de mujeres que han sido desalojadas de locales que están desocupados, por las autoridades del régimen.