Una madre cubana, que ejerce como enfermera, pide ayuda para salvar la visión de su niña de tan solo dos años de edad.

Legna Angelina Verdecia Carbonell fue diagnosticada con retinoblastoma, un tipo de cáncer ocular que afecta la retina, hace aproximadamente un año, contó su madre a CubaNet durante un reportaje especial.


“Por favor, que me ayuden, que me ayuden; si más personas se solidarizan con la situación de mi niña ella podría recibir su tratamiento”, dijo su madre Mailyn Carbonell Mengana en una súplica.

La pequeña ha sido sometida a varios tratamientos pero hasta el momento ninguno ha dado resultados positivos, y los médicos ya no pueden hacer más por ella, excepto extirparle el ojo.

“Ya se le había suspendido la quimioterapia porque no le estaba haciendo efecto y seguían saliéndole tumores. Entonces el médico dijo que había que continuar con otro tratamiento con resultados en países subdesarrollados: el carboplatino”.

“Iba respondiendo muy bien al nuevo tratamiento… Cuando ya se esperaba que no tuvieran que ponerle ninguna otra dosis, en el ojo derecho volvieron a salirle muchos tumores”, lamentó la madre.


En ese momento, cuenta la mujer, el médico sugirió extirparle el ojo derecho a la niña, puesto que la otra opción ―la radioterapia― resulta peligrosa en niños tan pequeños.

El médico explicó que en Cuba no hay recursos para intentar otro tratamiento como se podría hacer en un país del primer mundo.

De esta forma su madre hizo un llamado a la comunidad internacional para que su niña no pierda la visión o potencialmente la vida.

“Yo le pido a todas las personas del mundo que me vean que me ayuden, que me ayuden”, suplicó la madre cubana.

Según contó a CubaNet, los especialistas que atienden a su hija le aseguraron que estaba en todo su derecho de buscar otros tratamientos fuera de Cuba, pero le sugirieron que no tardara meses en estas gestiones, ya que la enfermedad avanza demasiado rápido.

Un grupo en Facebook está recibiendo donaciones para la pequeña.