Audrey Edmonson, comisionada del condado de Miami-Dade, concedió un permiso para patrocinar la legislación que permitiría al condado vender a David Beckham los tres acres finales necesarios para construir su estadio MLS de 25,000 asientos en Overtown, según reporta The Miami Herald.

Originalmente Beckham había comprado seis hectáreas adyacentes de un propietario privado el año pasado por 19 millones y la cuota de franquicia de la MLS, que es de hasta 150 millones, le 20 millones debido a una cláusula en su contrato original con Los Angeles Galaxy, cifra que Forbes estima se convierta en una ganancia de 250 millones en seis años.

Se espera que el estadio alcance un valor de 500 millones de dólares para el nuevo inversionista y multimillonario Todd Boehly.