Captura de pantalla 7 News

Una mujer del sur de la Florida cumplió el sueño de su vida luego de poder conocer por primera a dos hermanos por parte de padre a quienes intentó localizar por décadas.


La reunión familiar tuvo lugar en una terminal del aeropuerto internacional de Miami donde Cristina Rodríguez, de 42 años, esperaba ansiosa y emocionada a su hermano y a su hermana en compañía de su esposo, dos hijas, y las cámaras de 7 News.

Rodríguez contó que siempre supo que tenía un hermano y una hermana mayor en Portugal, del primer matrimonio de su padre.

«Mi padre era muy joven cuando los tuvo en Portugal, y luego se mudó a Venezuela, donde conoció a mi madre 20 años después», dijo.

El padre de Rodríguez originalmente planeó llevarla a conocer a sus hermanos cuando cumpliera 15 años, pero nunca sucedió.


Rodríguez se mudó a los Estados Unidos cuando tenía 18 años y antes de que su padre falleciera recibió una carta de su hermano. Pero la dirección no venía bien y la respuesta de ella nunca fue recibida.

Así pasaron los años y entonces las pasadas navidades Rodriguez solo pidió un deseo.

«Todos estos años han pasado, y he estado tratando de buscarlos. Finalmente, esta Navidad, escribí una pequeña carta que decía: «Queridos Santa, espero encontrarme con mi hermano y mi hermana en Navidad».

Rodríguez decidió llamar a la policía de Portugal y ver si podían localizar a su hermano. Con la ayuda de un oficial, ella pudo rastrear la dirección de su hermano en Londres.

“Encontraron a mi hermano por mí. Él es un ex piloto retirado de la fuerza aérea, y hablé con él «, dijo. «Me dieron el número de teléfono, y él se puso en contacto con mi hermana, y todos los días desde entonces he estado en contacto con ellos».

Su hermano hoy tiene 69 años y su hermana 67, pero no dudaron en abordar un avión y venir a conocer a su hermana menor en Florida.

Rodríguez finalmente pudo ver a sus hermanos cara a cara por primera vez en su vida.

«Estoy nerviosa. Estoy ansiosa. Estoy muy emocionada. Como, apenas puedo respirar en este momento «, dijo mientras esperaba que llegaran al aeropuerto. «Es una mezcla de sentimientos que estoy teniendo aquí».

«Tengo la bendición de poder hacer esto y de que el policía de Portugal me ayudó a encontrar el camino correcto», agregó Rodríguez.

Rodríguez ahora espera que el próximo paso sea conocer a los hijos de sus hermanos, quienes no pudieron asistir a la reunión.