Los guardaparques dijeron el martes que atraparon un cocodrilo de agua salada de 4,7 metros, el más grande que hayan capturado en el norte de Australia, el río Katherine y en una región río arriba popular, entre los turistas que se considera relativamente segura de los depredadores asesinos.


Territorio del Norte Parks and Wildlife dijo que atrapó el reptil de 600 kilogramos (1.300 libras) el lunes a más de 300 kilómetros (185 millas) del océano y solo 30 kilómetros (19 millas) río abajo de Katherine Gorge, una importante atracción turística fuera de la ciudad.

Los turistas nadan, montan canoas y toman cruceros en el desfiladero entre cocodrilos de agua dulce, una especie diferente que es pequeña, tímida y rara vez daña a los humanos. El medio año es la temporada alta de turismo.

El guardabosques John Burke dijo que las autoridades habían estado cazando al gran cocodrilo en el área por casi una década. Fue visto por primera vez en 2010 y se cree que tenga 60 años de edad.

«Lo hemos llamado muchas cosas a lo largo de los años porque ha sido muy difícil de atrapar», dijo Burke.


«En el registro, este es el cocodrilo de agua salada más grande eliminado de la zona de gestión de Katherine», agregó, refiriéndose a la parte del río donde los cocodrilos de agua salada, una especie protegida, están atrapados porque están demasiado cerca de las poblaciones humanas.

Grahame Webb, experto en cocodrilos del Territorio del Norte, dijo que los cocodrilos de agua salada, también conocidos como cocodrilos estuarinos, se dirigían aguas arriba a los sistemas fluviales de agua dulce a medida que su población crecía desde que fueron protegidos por la ley federal en 1971.

El cocodrilo ha sido transportado en camión a una granja de cocodrilos en las afueras de Kathrine, donde es probable que se convierta en una atracción turística. Los cocodrilos son criados para su carne y pieles, pero los cocodrilos grandes y con cicatrices de batalla generalmente no son aptos para el mercado de bolsos.

Desde que los cocodrilos se convirtieron en una especie protegida, el número de cocodrilos en el Territorio del Norte ha aumentado de 3.000 a aproximadamente 80,000 a 100,000.