Un luchador de artes marciales mixtas fue arrestado tras enfrentarse a la policía luego de arrebatarle una niña a un padre que pensó la estaba secuestrando.

El incidente ocurrió el pasado 9 de febrero a la altura de la 54 calle del noroeste y la 4 avenida, informó CBS Local.


Michael Nates de Hialeah, comenzó a seguir al padre que iba con su hija en brazos, y le preguntó si era su hija y como se llamaba.

El informe de arresto indica que la víctima ignoró a Nates, momento en el cual el luchador de MMA le preguntó a la niña de 3 años si quería ir con él.

Nates atacó al padre de la niña provocando que esta cayera al suelo. El padre agarró a la niña y comenzó a correr pidiendo ayuda. Nate entonces lo siguió, y lo golpeó mientras un testigo intervino y tomó a la niña.

Luego del asalto Nates huyó de la escena, pero fue atrapado por la policía no lejos del área.


La policía dijo que durante su arresto, Nates reveló que no sabía que las víctimas eran padre e hija y que quería salvarla de ser secuestrada.

Las autoridades dijeron que Nates posteriormente se peleó con oficiales en una estación de policía de Miami.

«Es entonces cuando intenta agarrar la pistola del oficial», dijo la portavoz de la policía de Miami, Kenia Fallat.

La policía dijo que se necesitaron 12 agentes para contenerlo, y que hubo que llamar a los paramédicos. Nates desde entonces está hospitalizado en estado crítico. Dos oficiales también sufrieron lesiones.

Su familia y abogados creen que estaba teniendo un colapso psicótico cuando sucedió todo esto.