romero-wins

El luchador cubano Yoel Romero aposto todo o nada contra Chris Weidman, en una pelea que tendrá lugar este sábado 12 de noviembre en la UFC 205 que tendrá como telón de fondo el Madison Square Garden en Nueva York.


Romero se incorpora tras una suspensión de seis meses por el uso de una sustancia prohibida, una penalidad que pudo ser mucho mayor, de no haber demostrado que utilizó un suplemento dañado.

«Cuando me dijeron el resultado positivo de la prueba, me tomó como 10 minutos para comprenderlo, porque no podía creerlo», expresó el medallista de plata olímpico en lucha. «El uso de esteroides es una mentira contra Dios».

A pesar de todo, algunos guerreros en la UFC miran con recelo a Romero, incluido el campeón mediano, Michael Bisping, quien afirmó tajantemente que no le daría una oportunidad al antillano.

Romero exhibe un promedio de 54 por ciento de efectividad en su golpeo y lanza casi cuatro golpes de contundencia por minuto, pero nunca se ha apuntado un triunfo por la vía de la sumisión.


Weidman, el antiguo rey de la división, sí parece más dispuesto a buscar la manera de someter a su oponente por este camino, además de haber enfrentado a algunos de los mejores de la UFC.