(EFE). Las tarifas de los seguros de salud en Estados Unidos subirán del 12 al 30 % para 2019 y del 35 al 90 % para 2021 debido a las condiciones actuales de incertidumbre de la Ley de Salud Asequible (ACA), conocida como «Obamacare», según un análisis presentado hoy.


El estudio fue hecho por Covered California, el mercado de seguros de Obamacare en California y resultó una catástrofe para estados como Alabama, Arizona, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Delaware, Luisiana, Michigan, Misuri, New Hampshire, Nueva Jersey, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Tennessee, Texas, Virginia del Oeste y Wisconsin.

«Estos retos para nuestro sistema de salud amenazan con tener consecuencias reales para millones de estadounidenses», advirtió Peter Lee, director ejecutivo de Covered California al dar a conocer el análisis, elaborado por las universidades de California Los Ángeles, California San Diego y Harvard.

Otros estados pueden enfrentar aumentos del 50 % debido a una variedad de factores, incluyendo la reciente decisión de eliminar la multa federal por no tener seguro, los intentos de la Administración (Trump) de introducir planes de corto plazo y la continua disminución de la inversión federal en mercadeo.

Si no cambia algo en el año el curso los estadounidenses comenzaran ver un incremento fuerte en el precio de los seguros de salud.