Aunque hace pocos días que el expresidente de los Estados Unidos Barack Obama anuló la política de “pies secos-pies mojados” y que en los días recientes han sido deportados a Cuba 91 personas, siguen arribando grupos de cubanos a distintos puntos fronterizos entre México y EE.UU.

La intención manifiesta de los cubanos en cuestión es, atravesar las fronteras y llegar al país del norte a toda costa. Aunque siempre existe el miedo de ser atrapados y deportados a la isla.