En esta ocasión circula por las redes sociales la innovación de un cubano, que tras los angustiosos apagones le surgió la idea de un ventilador con foco.

Amauri Lincheta, es el cubano que se le ocurrió esa variante en un ventilador para que funcione en los prolongados y sistemáticos apagones, que no dejan dormir a su pequeño hijo en las noches.


Según publicó en su Facebook el cubano dijo que su ventilador funciona con baterías de litio y un bombillo, emocionado por el resultado de su innovación Lincheta comentó: «Miren, tremendo fresco, caballero».

Algunos encantados por el invento, le comentaron:

«¿Lo vendes? Te lo pago en MLC o te lo cambio por un ventilador de corriente!!!»; «Te lo compro, pero tiene que ser tres, ya no te puedes quejar con eso lo patenta y a hacer dinero»

Otra inventiva tras los sofocantes calores fue la de un camagüeyano con su “ventilador de apagón”, que aseguró se trataba de «lo último en tecnología para los apagones». Este invento necesitaba de la energía humana, las aspas del ventilador estaban acopladas a la catalina de una bicicleta, manipulada por una persona transmitiendo su energía moviendo los pedales con sus manos.

Otra creativa innovación consistía en colocar pomos llenos de hielo en la parte de atrás del ventilador, Para que el aire saliera más fresco, según el innovador el inconveniente era que estuvieran en apagón.


Los apagones en Cuba pueden durar alrededor de 12 horas y quizás más, además de lo frecuente que ocurren, muchos refieren que lo que tienen son alumbrones, que es lo que menos ocurre en la Isla.

 Esta situación hace que los cubanos se vuelvan creativos, pero también sufren angustiados por ver a sus familiares más vulnerables padecer por los apagones y ver que la solución no se vislumbra ni a corto ni mediano plazo. El Sistema Eléctrico Nacional, no concreta medidas efectivas para solucionar el problema.