Constitución de Estados Unidos. Foto por cgrape de Pixabay

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer en una entrevista que va a firmar una orden ejecutiva para eliminar el derecho constitucional a la ciudadanía para los bebés de padres no ciudadanos.


Según el propio presidente sus asesores le han dicho que puede hacerse y los abogados de la Casa Blanca están revisando todas las opciones.

Por mucho tiempo esto ha sido un tema controversial en las leyes de inmigración sobre todo entre los grupos conservadores que quieren poca o ninguna inmigración en Estados Unidos.

El controversial anuncio del presidente estadoundiense ha provocado un gran debate porque la ciudadanía por nacimiento está escrita en la constitución de Estados Unidos.

El texto de 1868 en su enmienda numero 14 dice: «Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado donde residen». Los que se oponen a la medida de Trump se basan en este texto para argumentar que orden así sería inconstitucional.


Desde la adopción de la Decimocuarta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos el 9 de julio de 1868, la ciudadanía de las personas nacidas en los Estados Unidos ha sido controlada por su Cláusula de Ciudadanía.