Catorce mujeres opositoras, activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fueron desalojadas del Hostal de El Cobre, en Santiago de Cuba, por agentes de la Seguridad del Estado y la policía.

El dirigente de la UNPACU, José Daniel Ferrer, dio a conocer a través de un video que la intervención de las autoridades policiales empezó, después de que el Administrador del Arzobispado de Santiago de Cuba, cuyo nombre era Enriquito, se presentó en la hospedería y les pidió a las mujeres que abandonaran el lugar.

«También arrestaron y golpearon y mi hija Fátima Victoria, de 19 años, en dos ocasiones», afirmó Ferrer, quien denunció el apresamiento de otros miembros de la UNPACU.

«Cuando hablaba por teléfono con Belkis Cantillo, se interrumpió la comunicación y no tenemos más noticias», expresó el opositor José Daniel Ferrer, el cual criticó álgidamente al Arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, así como a un funcionario del Arzobispado.