Llegó con el resto de familiares a Panamá el cubano Ronel Corrales, quien perdió a su esposa e Hijo de 14 años en el Tapón del Darién intentando llegar a Estados Unidos:


 «Acabo de recibir la noticia de que el resto de la familia ya ha salido de la selva del Darién. Están ahora mismo en Panamá», «Según lo que he podido conversar con los familiares, están bastante dañados psicológicamente y físicamente», dijo el periodista Mario J Pentón.

A través de la Regional de Urabá Darién se supo que el nombre del menor de 14 años fallecido en el Tapón del Darién es Bryan Rommel Corrales Bravo:

 «Como seguimiento al caso del menor de edad cubano que murió al atravesar el #TapónDelDarién, hemos conocido, a través de nuestra Regional Urabá Darién, que su nombre era Bryan Rommel Corrales Bravo, de 14 años», agregando que el cuerpo del menor fallecido no pudo ser trasladado porque las condiciones climáticas no lo permitían:

“El cuerpo no pudo ser trasladado al casco urbano de Acandí por lluvias, ríos crecidos y características del terreno, por lo que los guías lo sepultaron en la selva. Con Personería de Acandí, ya tenemos las coordenadas para que las autoridades hagan las gestiones necesarias”.

“Esperamos que mañana, con nuestros defensores comunitarios, podamos tener nuevamente contacto con la familia de Bryan, cuando ellos lleguen a Panamá”, dijeron las autoridades pertinentes.


También dijeron que han “dialogado con agencias de cooperación para su recibimiento y atención en este país”.

  La Defensoría del Pueblo de Colombia solicitó crear un corredor humanitario, tras la muerte del menor de edad.

 El joven de 14 años fallecido fue uno de los sobrevivientes de la tragedia del naufragio de una embarcación que se dirigía al puerto de Anachucuna, que le costó la vida a su madre.

Las autoridades reiteradamente han solicitado a la Estación de Guardacostas de Urabá reforzar las medidas de control, principalmente en el horario de la madrugada donde aumenta el flujo de migrantes, intentando llegar a las costas de Panamá:

«Solicitamos a las autoridades investigar las posibles omisiones a esta solicitud y que se tomen las medidas para que este tipo de tragedias no se vuelvan a presentar. Es que son precisamente los niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y madres lactantes con bebés las principales afectadas por esta crisis migratoria», dijo Carlos Camargo desde la Defensoría, que también notificaron que el niño cubano de 14 años había fallecido tras un infarto producto de la dura travesía que venía realizando durante varios días.