Cruceros en Miami. Foto: Just dance / Shutterstock.com

Los cruceros en Florida esperan ansiosamente poder retomar sus operaciones pero las indicaciones recibidas desde el gobierno federal aún se lo impiden y líderes de la industria han dejado saber su desacuerdo e inconformidad.

Algunos ejecutivos de las líneas de cruceros dijeron que están dispuestos a retirar sus barcos de Estados Unidos si estas medidas no cambian pronto.


Virgin Voyages tiene cruceros europeos programados y Norwegian Cruise Line está trasladando barcos a otros países.

«Vamos a iniciar operaciones en agosto desde el Reino Unido, haciendo una serie de cruceros de seis noches», dijo el director ejecutivo de Virgin Voyages, Tom McAlpin, en una conferencia de prensa el viernes.

Por su parte Carnival, aunque no ha planteado nada oficialmente, no descarta la movida luego de más de un año de inactividad.

«En este momento, no hemos hecho ningún anuncio o decisión para mover nuestros barcos desde los puertos de origen de los EE. UU., pero es posible que no tengamos otra opción», dijo la presidenta de Carnival Cruise Line, Christine Duffy.


Algunos líderes locales asistieron a la conferencia entre ellos la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava quien imploró a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que permitan a los barcos navegar.

“Apoyamos a las líneas de cruceros para que regresen al trabajo porque sabemos que pueden navegar de manera segura”, dijo Levine Cava.

El representante federal Carlos Giménez, republicano por Florida, dijo que cuando habló con los CDC, reconocieron que no han tomado en consideración que decenas de millones de estadounidenses están vacunados.

“Todavía no han tenido en cuenta que hay una vacuna, lo cual, para mí, es desmedido”, dijo Giménez.

También acudió la congresista cubanoamericana María Elvira.

Si los barcos salen del sur de Florida, los ejecutivos dijeron que regresarán siempre que los CDC lo permitan.