Luego de vivir 51 años en Estados Unidos, el opositor cubano Ramón Saúl Sánchez enfrenta un riesgo de deportación a la Isla comunista, según dio a conocer a través de Twitter.


Sánchez explicó que recibió una notificación por parte del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), en el que le indican deberá comparecer ante un tribunal el próximo 10 de marzo, puesto que de acuerdo a la agencia ha permanecido más de cinco décadas en territorio estadounidense sin residencia permanente y sin ser ciudadano norteamericano.

“La Administración del presidente Trump persiste en mi deportación y me llega comunicación del Dpto de Inmigración negándome permanencia en USA luego de vivir aquí 51 años”, escribió el activista en la citada red social.

A fines de 2019 le fue negada a Ramón Saúl Sánchez una segunda apelación para obtener la Green Card en Estados Unidos.

El disidente es el líder del Movimiento Democracia en el exilio. Saúl Sánchez llegó a EEUU en 1967 como refugiado político, el año pasado el activista explicó al Miami Herald, que él pudo solicitar la residencia al año siguiente de haber llegado de Cuba, y legalizarse bajo la Ley de Ajuste Cubano, pero no quiso hacerlo porque en aquel momento creyó que si llegaba a naturalizarse después estaría traicionando la causa por la libertad de su país.