Fotos de la Casa Blanca y Wikimedia Commons Public Domain

Una redada por parte de tropas estadounidenses en Siria puso fin a la vida del importante líder islámico Abu Bakr al-Baghdadi, anunció este domingo el presidente Donald Trump.

«Abu Bakr al-Baghdadi está muerto», anunció Trump en la Casa Blanca, diciendo que Estados Unidos «había llevado ante la justicia al líder terrorista número uno del mundo».


«(…) fue el fundador y líder de ISIS, la más cruel y violenta organización terrorista en el mundo. Los Estados Unidos han estado buscando a Baghdadi por muchos años. Capturar o matar a Baghdadi ha sido la prioridad número uno de mi administración. Un grupo de fuerzas especiales ejecutaron una operación arriesgada y peligrosa durante la noche en el noroeste de Siria y cumplieron su misión con mucho éxito», dijo el presidente.

Mientras las fuerzas estadounidenses lo atacaban, Trump dijo que al-Baghdadi huyó a un túnel con tres de sus hijos y detonó un chaleco suicida. «Era un hombre enfermo y depravado, y ahora se ha ido», dijo Trump. «Murió como un perro, murió como un cobarde».

Un funcionario estadounidense le dijo a The Associated Press el sábado por la noche que al-Baghdadi fue atacado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.


El comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por los kurdos, Mazloum Abdi, tuiteó: «Operación exitosa e histórica debido a un trabajo conjunto de inteligencia con los Estados Unidos de América».

De acuerdo al presidente no hubieron pérdidas estadounidenses en la misión.