Hombre en Florida liberado

Robert DeBoise, un hombre de Florida que pasó 37 años en la cárcel, fue liberado el jueves después de que se descubrió que había sido acusado de un delito que no cometió.


DeBoise, de 56 años, había sido condenada a cadena perpetua por el asesinato de Barbara Grams, una joven de 19 años que fue violada y golpeada hasta morir mientras dejaba su trabajo en un centro comercial de Tampa.

Gracias a que el Proyecto Inocencia de la organización decidió llevar el caso del imputado, fue posible que se revisaran las pruebas y se realizaran pruebas de ADN, que demostraron su inocencia.

La evidencia contra DeBoise se basó en un mordisco en el rostro de la víctima y el testimonio de un informante en la cárcel. Pero sus nuevos abogados lograron demostrar que el informante no era confiable y que la marca en el rostro de Grams no era un mordisco.

Además, los medios locales señalan que como las pruebas forenses de ADN no estaban lo suficientemente avanzadas en 1983, se almacenaron los kits de prueba de violación.


Un fiscal a cargo de revisar el caso logró encontrar algunos de los kits de violación de la víctima que no se habían utilizado en el caso, en la oficina del médico forense del condado de Hillsborough y el Innocence Project encargó la prueba de ADN.

Los resultados mostraron que DeBoise no apareció en las muestras, y si otros dos hombres, uno de los cuales ya ha sido identificado y es una persona de interés en una investigación activa.

DeBoise dijo que ahora tendrá que aprender a comprar y usar una computadora, y que no guarda rencor a las personas que estuvieron involucradas en su encarcelamiento.