Varias vacas andaban sueltas el viernes por la mañana vagando por un barrio del noroeste del Condado de Miami-Dade.


Se vio a las vacas atravesando un patio trasero, paseando por una calle y sin duda recibiendo muchas miradas de los conductores que pasaban.

Una vaca mama incluso tenía un becerro detrás de ella mientras se abrían paso hacia el camino de entrada de alguien.

«Honestamente, solo he visto, como, las vacas allá en el campo», dijo el residente de Hialeah, Karl Schmidt. «Eso es prácticamente todo.»


Cuando llegó la policía de Miami-Dade, las vacas se fueron, presumiblemente para regresar de donde vinieron.