Cubanos que ya se encuentran en la frontera de Estados Unidos con México o en camino para pedir asilo y tratar de lograr la entrada al país temen que las cosas puedan complicarse con la llegada de la caravana de migrantes de Centroamérica y los anuncios del presidente Trump de endurecer el proceso de asilo y la manera que son tratados en los puntos fronterizos.

Álvarez, un cubano de 32 años, dijo estar preocupado por la caravana, que todavía está a más de 800 millas de distancia de la frontera, provoquen que el gobierno de Estados Unidos los rechace a todos por igual reportó AP.

«Es la idea, entrar antes que la caravana», dijo. «Tenemos miedo de que esta migración se acerque a nosotros y nos juzguen a nosotros junto con ellos».

El presidente Donald Trump, la semana pasada hablo sobre la caravana y las personas que piden asilo en la frontera anunciando que todos tendrán que esperar en tiendas de campaña habilitadas su proceso completo y no serían liberados hasta que un juez decida su deportación o acepte su caso.


A falta de detalles específicos de como será procesada esta orden del, el presidente en sus discursos no ha hablado de excepciones ni diferencias basadas en la nacionalidad de los que solicitan asilo.