Los negocios particulares en Cuba ya tienen otro espacio de ventas, nada menos que la venta de cesáreas programadas. Cada vez son más las mujeres que prefieren optar por esta opción a pesar de los riesgos, por lo que los médicos cubanos han visto el camino a una entrada extra de dinero.

Existe una red consolidada de venta ilegal de cesáreas en Cuba, deben mantener aseguradas las citas para las que realmente lo necesitan pero el resto son vendidas mucho antes.

El pago es repartido entre todo el equipo, un especialista puede salir en un día con unos 300 CUC que es el equivalente a seis meses del salario que recibe del Estado. El acuerdo por cada embarazada puede ser desde 150 CUC si se negocia con antelación.

Según ese estudio, cada 60 minutos se produce una cesárea en Cuba. Las autoridades sanitarias han tratado de disminuir la cifra dosificando el número de cesáreas que pueden hacerse cada día.