Un reporte de CubaNet.org destaca el mal servicio en la terminal 3 del aeropuerto de La Habana por las largas colas y la falta de personal de la Aduana para procesar los vuelos que llegan.


“Después de más de diez horas de vuelo, es un castigo esperar tanto tiempo para la gestión en la Aduana”, comento un viajero molesto por las largas colas.

Los oficiales aduaneros chequean con excesivo rigor cada maleta y bulto. Mientras, en una mesa aparte, dos oficiales cuentan exhaustivamente prendas de vestir. Muchos viajeros llegan cargados de televisores, aires acondicionados, útiles de cocina, gomas de autos y todo tipo artículos que escasean en el país lo que demora más la espera.

Este año el aeropuerto ha incrementado sus operaciones al recibir más de 4 millones de pasajeros entre enero y agosto, que volaron en 50 aerolíneas, según informó el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), Alfredo Cordero, al sitio oficialista Cubadebate. En el 2016 se registró un récord mundial de mayor crecimiento en llegadas de pasajeros foráneos en vuelos comerciales, según una investigación realizada por el reconocido grupo turístico Expedia Inc., sobre la base de Airlines Reporting Corporation.

A pesar del incremento en las operaciones y en los ingresos, las condiciones en el aeropuerto siguen siendo las peores, falta aire acondicionado y personal calificado.

Viajeros y empleados de la Terminal 3 del aeropuerto de La Habana se quejan y desean que las operaciones fueron controladas por el sector privado para ver alguna mejoría.