«Nosotros, en la Asociación de Veteranos de la Brigada 2506 de Bahía de Cochinos, estamos muy preocupados por el futuro de ICCAS, donde la mayor parte de sus miembros…han sido despedidos cuando han realizado un trabajo espléndido para la comunidad, intelectualmente y en el mantenimiento de la verdadera historia de Cuba durante todos estos años en la Universidad de Miami «, señala una carta enviada al director de UM, Julio Frenk, y leída por el presidente de la Brigada, Humberto Díaz-Argüelles, en su sede de la Pequeña Habana.

El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) ha sido el hogar de eventos de muchas de estas organizaciones políticas. Han sacado la polémica que se vive entre la Universidad de Miami y el saliente director de la ICCAS, Jaime Suchlicki.

Cuando la UM anunció la salida de Suchlicki, quien declaro que renunciaba por diferencias con el presidente de Frenk sobre el futuro del centro y de los estudios cubanos en esa universidad. Sustituyéndole Andy Gómez, uno de los fundadores de ICCAS, como director interino para acallar especulaciones sobre el supuesto cierre del centro y organizar la búsqueda de un director permanente.

Organizaciones que integran la Asamblea de la Resistencia Cubana tampoco están muy de acuerdo con las decisiones tomadas. Pidiéndole a la UM que estudie la verdad sobre Cuba.


La declaración de la Asamblea solicita a UM que representantes del exilio cubano tengan «una importante participación en la identificación y evaluación de candidatos… para nombrar al nuevo director».