Imagen de Pixabay.com y Wikimedia Commons

La TSA, Administración de Seguridad de Transporte, informó que ha visto un aumento reciente en la cantidad de armas de fuego encontradas en equipajes de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Miami.

A pesar de que la cantidad de pasajeros es menor en un 75% a los examinados el año pasado, la agencia de igual forma encuentra un aumento relevante en las armas no declaradas que se están encontrando en equipajes de mano.


Según Dan Ronan, director de seguridad federal de la TSA en el Aeropuerto Internacional de Miami, las armas de fuego no declaradas en los puntos de control de MIA es de una tasa 2,5 veces mayor que el año pasado.

Ronan atribuye los incidentes al olvido de los pasajeros.

«La mayor parte del tráfico de pasajeros de MIA en los últimos meses han sido viajeros nacionales que pueden tener otros asuntos urgentes en mente cuando están empacando para su viaje», dijo Ronan el martes en un comunicado.

Los pasajeros deben declarar que portan un arma de fuego en el momento del check-in con la aerolínea. Las armas de fuego deben descargarse, empaquetarse en un estuche rígido y cerrarse con llave. Las municiones no pueden llevarse en el equipaje de mano. Tiene que ser en el equipaje facturado.


Cada aerolínea tiene una política con respecto a armas de fuego y municiones.

Según el administrador de la TSA, David Pekoske, aproximadamente el 80% de las armas de fuego no declaradas encontradas en los puntos de control de los aeropuertos de todo el país están cargadas.

Ronan y Pekoske quieren que el público recuerde que la violación viene con sanciones civiles y enjuiciamiento penal.