La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó como censura el retiro de la credencial al corresponsal de la CNN, Jim Acosta, en la Casa Blanca.

Es una «medida desproporcionada» por parte de la Casa Blanca, señaló la presidenta de la SIP, la colombiana María Elvira Domínguez, en un comunicado difundido el jueves. La Casa blanca sin embargo se justificó en que la suspensión se trató al trato que el periodista dio a una funcionaria que, cumpliendo una orden de Trump, trató de retirarle el micrófono.

«El clima de polarización y tensión natural que se vive durante y luego de una contienda electoral no debe ser excusa para restar importancia a la libertad de prensa ni a las preguntas incómodas que deben prevalecer en un sistema de gobierno abierto y transparente» dijo el mexicano Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

La SIP, es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en el continente americano y tiene sede en Miami.