Tailgating durante un partido de los Dolphins en Miami

La NFL ha prohibido montar carpas, y preparar parrilladas en el estacionamiento del estadio donde se celebrará el Super Bowl 54 en Miami, dejando claro una política de No Tailgating el día del evento.


De esta forma los fanáticos que se dirijan al Hard Rock Stadium de Miami Garden para el Super Bowl el domingo 2 de febrero tendrán que dejar sus parrillas y tiendas de campaña en casa.

«Esto no es nada nuevo y ha sido igual para los Super Bowls anteriores, incluidos los de Miami», dijo el portavoz de la NFL, Brian McCarthy, a WFOR, afiliada de CNN.

«Los fanáticos deben estacionar en su lugar asignado y no pueden tener una parrilla o tiendas de campaña», añadió.

Los que tengan entradas aún pueden traer comida y «bebidas heladas» para disfrutar antes del juego, dijo McCarthy a la estación, pero tendrán que hacerlo en sus lugares de estacionamiento en lugar de extenderse por los espacios. Y hay muchas cosas gratis que hacer antes del partido en Gameday Fan Plaza y dentro del estadio», dijo.


Los fans han reaccionado con sorpresa y enojo a pesar de que en el sitio web donde se vendían los estacionamientos informaba sobre la póliza de No Tailgating.

Durante una temporada regular, el estadio permite a los visitantes instalar tiendas de campaña y parrillas de gas o carbón en un área de 8 pies por 10 pies directamente detrás de su vehículo.

Los precios de vehículos estándar eran de $120 dólares, y más para furgonetas, limusinas y autobuses.