Un coupé Mercedes-Benz del año 1955, se supo este jueves que fue vendido, convirtiéndose en uno de los autos más caros comprados en el mundo, el mismo se mantuvo entre la colección del fabricante de automóviles alemán.


Se desconoce a quién pertenece ahora el auto que pagó por él la cifra de 135 millones de euros, que al cambio en dólares serían US $142 millones, convirtiéndose así el coche más caro registrado, según Hagerty (empresa que registra el valor de los autos de colección).

El dinero que se obtuvo de la venta será destinado para crear el fondo Mercedes-Benz, fondo de becas global, según anunció la empresa de autos lujosos, que tiene por lema ‘Lo mejor o nada’.

El Mercedes-Benz recién vendido formaba parte de los dos únicos tipos 300 SLR Uhlenhaut Coupé, según afirman tienen una velocidad máxima de 186 mph o 299 km/h, su nombre fue puesto por el ingeniero jefe de los Mercedes en ese entonces, Rudolf Uhlenhaut.

El auto fue vendido a través de una subasta cerrada solo por invitación, en el Museo Mercedes-Benz en Stuttgart el 5 de mayo, con la colaboración de la empresa de subastas de automóviles RM Sotheby ‘s.

El otro modelo igual al vendido permanecerá en la colección del Museo, según comunicado de la propia empresa Mercedes-Benz.


El vicepresidente de inteligencia automotriz de Hagerty, Brian Rabold, dijo:

«Sus autos de carreras de los años 30 y 50 son raros, y la mayoría siguen siendo propiedad de la fábrica, por lo que los que salen al mercado son muy codiciados»

El concesionario británico de autos clásicos Simon Kidston afirmó en un comunicado de prensa haber realizado la puja ganadora en nombre de un cliente, pero la identidad del propietario se desconoce.

El anterior récord lo tenía un Ferrari 250 GTO del año 1963, vendido en el año 2018 por US $70 millones.