Dos jóvenes cubanas tenían la entrevista en el cruce fronterizo el jueves a las 4:00 PM, la misma hora en que Obama anuncio que cancelaba la política de pies secos pies mojados.

Las dos jóvenes quedaron sin poder cruzar la frontera y sus familiares en Miami están desesperados.

Las autoridades les tomaron las huellas y las fotografías, pero poco después le anunciaron que serían deportadas a Cuba.

Sus familiares piden a las autoridades que revisen su caso.