La Habana, Cuba. Foto: Cuba en Miami

Con el aumento de casos de coronavirus en La Habana, el gobierno cubano anunció este sábado que se retrocederá a la Fase 1 de etapa recuperativa en la ciudad, retomando algunas medidas entre ellas la aplicación de multas por no usar el nasobuco o por usarlo incorrectamente.


«Entre las medidas generales se encuentran mantener durante esta etapa la aplicación en toda su extensión del Decreto 14/2020, que permite aplicar multas severas con altas cuantías en hechos como el no uso o uso incorrecto del nasobuco, la no existencia de pasos podálicos, y de soluciones de agua clorada o alcohólica en las entidades estatales, de servicios a la población, formas no estatales, así como las asociaciones no gubernamentales; la permanencia de personas en áreas de estar, parques, fuera de los horarios establecidos; mantener locales o instalaciones gastronómicas o de servicios abiertas fuera de los horarios establecidos para cualquier forma de gestión y otras disposiciones que normen las autoridades sanitarias», así lo informó la prensa oficialista CubaDebate.

El presidente del Consejo de Defensa Provincial CPD, Luis Antonio Torres Iríbar, anunció que además la suspensión del transporte -a partir de las 9:00 p.m. y hasta las 5:00 a.m. del día siguiente-, y de las actividades recreativas y culturales entraban en vigencia a partir de hoy.

El cierre del transporte interprovincial comenzará desde las 12 de la noche del martes para ómnibus, trenes y catamaranes.

El vicepresidente del CDP, Reinaldo García Zapata, indicó que el plan de medidas propuesto está dirigido a «resolver de inmediato» la actual situación epidemiológica, como ya sucedió en una etapa anterior.

El plan contiene 22 medidas generales e incluye los sectores de la salud, educación, transporte, turismo, gastronomía, empleo y el trabajo por cuenta propia.


Entre las medidas imprescindibles que deben intensificarse:

  • Pesquisas activas con oportunidad, diagnosticar y aislar inmediatamente.
  • Elevar la percepción del peligro en las instituciones y la población.
  • Aislamiento de los casos positivos y contactos, con oportunidad
  • Cumplimiento de las medidas de seguridad biológica en salud pública.
  • Evitar aglomeraciones en espacios cerrados.
  • Mantener el distanciamiento entre las personas.
  • El uso correcto del nasobuco.
  • Mantener con rigor el proceso de desinfección.
  • Evitar las visitas de familiares y amigos.
  • Cumplimiento de las medidas de bioseguridad en los centros de trabajo. No se puede ocultar la enfermedad, y declarar con franqueza y oportunamente.