Imagen de Twitter @USCGSoutheast

La Guardia Costera interceptó un bote con 12 migrantes chinos cerca de las costas de Fort Lauderdale en el sur de la Florida.


La embarcación, bajo el nombre de «Carefree», fue interceptada a doce millas al este de Fort Lauderdale. De acuerdo a oficiales de la Guardia Costera, a bordo viajaban dos presuntos traficantes.

El teniente Ray López, jefe de la policía de Coast Guard Sector Miami, dijo que los migrantes arriesgan sus vidas confiando en los contrabandistas que generalmente tienen a bordo poco o ningún equipo para salvar vidas.

La Guardia Costera informó haber entregado a los sospechosos a las Investigaciones de Seguridad Nacional y haber transferido a los migrantes a las Operaciones Aéreas y Marítimas de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos.