Ketty Fresneda, la cubana de Pontevedra, quedó segunda en la sexta edición del conocido y popular certamen de cocina Masterchef. Tras 13 largas semanas de duros retos, Ketty perdió el primer lugar antes la madrileña Marta.

En las cocinas del Bohío, el restaurante del chef Pepe Rodríguez en Illesca, los concursantes tuvieron que preparar un menú degustación de seis platos. Los jueces del último reto fueron los mismos ganadores de pasadas ediciones. La tensión se podía palpar. Ketty ganó el reto avanzando a la final con Marta.

Ketty optó por preparar un menú que aunaba la gastronomía gallega y la cubana. Así, de primer plato optó por una ensalada de buey de mar, cigalas y rape con coco: de principal cocinó una raya en su jugo con ensalada de anisados, en encurtidos y caviar de pomelo y, para rematar, se decidió por un cubalibre con bizcocho de plátano, aire de ron y granizado de limón.

Por su parte Marta ganó con un menú compuesto por un gazpacho mediterráneo, caldereta de salmonete y langosta y macarons de frambuesa.


Durante la final estaban apoyando a Ketty desde el plató, su marido Fernando, su suegra Clara, y su madre Aracely.

La joven es la tercera participante de Pontevedra, con Churra Costa en la segunda temporada y Lídia Folgar en la tercera.

La familia política de Ketty es la propietaria de la cafetería Orly, en Pontevedra, donde la concursante de Masterchef se encargaba de la cocina.