Un controvertido proyecto de ley que exigiría que las personas usen los baños e instalaciones escolares que coincidan con el sexo en sus certificados de nacimiento no ha sido aprobado en la Legislatura de Texas.

La llamada ley del baño, a la cual los defensores de los transgéneros y las principales compañías de Texas se habían opuesto, no logró salir de la Cámara el martes, último día de la sesión legislativa especial del estado.

La posible legislación había dividido a los legisladores republicanos de Texas, enfrentando al ardiente partidario, el teniente gobernador Dan Patrick, en oposición al presidente de la Cámara, Joe Straus.

«Esperamos que esta vez, este asunto permanezca resuelto: los texanos no quieren una legislación perjudicial y anti-transgénero», dijo en un comunicado JoDee Winterhof, vicepresidente senior de política y asuntos políticos de la Campaña de Derechos Humanos.


El proyecto de ley habría prohibido a la gente usar baños o vestidores de múltiples ocupaciones en escuelas públicas de Texas que no coincidieran con el sexo indicado en el certificado de nacimiento, la licencia de conducir, o el certificado de identificación personal.

También habría cambiado las políticas del distrito escolar local e individual sobre el uso del baño.

(Con información de Local 10 News)