Aproximadamente 300 cubanos están atascados en Nuevo Laredo, con la ilusión de poder pasar a EE.UU y emprender una nueva vida.

La comunidad cubanoamericana, pide a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ofrezca ayuda a los migrantes cubanos para que de manera legal puedan acceder a los Estados Unidos.

Amanda Soler, activista pro derechos humanos y de descendencia cubana, está dialogando con representantes de la organización, para hacerle llegar ayuda a los cubanos.

Pero no se especificaron las características de estas conversaciones ni que alcance tendría la ayuda de la ONU si en definitiva la prestara.