augustine1007


La ciudad más antigua de Florida, St. Augustine, es también la más afectada por el huracán Matthew, según confirmó el sábado el gobernador del Estado, Rick Scott, tras recorrer las calles costeras, destruidas en grandes tramos por la crecida del mar.

“Es la zona más afectada que he visto”, dijo Scott a un reducido grupo de periodistas que lo acompañó en un recorrido por la playa de la ciudad colonial, fundada por los españoles a mediados del siglo XVI.

El huracán golpeó la noche del viernes con categoría 3 la costa atlántica de Florida antes de llegar el sábado, debilitado, a los estados de Georgia y las Carolinas y luego de haber dejado más de 800 muertos en Haití.

En Estados Unidos, se registran nueve víctimas fatales hasta el momento.

Florida no tuvo el impacto que se esperaba ya que el ojo del huracán no tocó tierra firme, pero las casas emplazadas al borde de la ruta que bordea la playa de St. Augustine estaban prácticamente destruidas.


Después de sobrevolar toda la zona afectada en helicóptero, el gobernador recorrió el área a pie con un grupo de funcionarios.

“Fuimos bendecidos porque no nos pegó directamente, esa era mi principal preocupación”, dijo Scott, al añadir que la evaluación económica de los daños tomará unos días.

Los puentes a Anastasia, una isla barrera que aloja a St. Augustine en el condado de St. Johns, estuvieron cerrados casi todo el día debido a los destrozos y solamente se abrieron a los residentes, periodistas y personal del condado al caer la tarde del sábado.

El resto de Florida, exceptuando las zonas de Daytona Beach, Cabo Cañaveral y Flagler Beach, se salvaron de la peor parte.