Mientras las personas utilizan guantes y mascarillas para protegerse del coronavirus un nuevo problema ha surgido en algunas áreas de Miami Dade.


Muchas personas están desechando estos artículos en las calles y no en los cestos de basura, creando de esta forma aglomeración de basura en la entrada de negocios y estacionamientos.

Para evitarlo, algunas ciudades ya están imponiendo multas de 500 dólares a los supermercados que no mantengan limpios los estacionamientos y multas de 100 dólares a quienes sean sorprendidos en el acto de lanzarlos al suelo.

Empleados de los supermercados dijeron a AmericaTeVe que las personas no solo dejan los guantes en la calle sino también en los carritos de compra pudiendo de igual forma ser un riesgo de contagio para otras personas.

Este martes, el alcalde de Sweetwater, Orlando López, declaró que las personas se están protegiendo para evitar la propagación del coronavirus, pero que este comportamiento de tirar al suelo los productos de protección no se tolerará en su ciudad y que además representa un gran riesgo de contagio.


Jorge Vega, que pertenece al departamento que impone las multas a los residentes y propietarios de negocios o supermercados que no cumplan con las regulaciones de la ciudad de Sweetwater, indicó que los guantes usados en la mayoría de los casos los han encontrado en las afueras de los mercados, en las aceras y en las sendas de las calles donde las personas hacen ejercicios.

Las redes sociales están invadidas de fotografías de guantes tirados en el suelo y varias ciudades han iniciado campañas de concientización.