Policía de Miami. Foto: Cuba en Miami

Un aspecto positivo provocado por la pandemia de COVID-19 ha sido la fuerte disminución de los homicidios en la ciudad de Miami.


El Departamento de Policía de Miami dice que experimentó su primer período de seis semanas sin un homicidio desde 1957.

Esa racha terminó después de dos informes de homicidios recientes.

El jefe de la policía Jorge Colina le dijo al New York Times que si bien las cifras son bajas, todavía le preocupa la violencia doméstica y el abuso infantil que no se denuncian.

También dijo que la cantidad de robos de automóviles ha comenzado a aumentar.