La casa de Ángel Castro Argiz, el padre de Fidel y Raúl Castro, en Láncara, Galicia, se convertirá en un museo dedicado a la emigración gallega hacia Las Américas. Este representa un ligero cambio en los planes previstos, ya que el Ayuntamiento local la tenía contemplada para la historia de las raíces familiares de la figura del líder cubano.


Según precisó un reporte de eldiario.es a finales del mes pasado la familia Castro formalizó ante notario la cesión de la casa familiar al colectivo Amistad y Solidaridad con Cuba.

Según difundió la Asociación de Amistad Gallego-Cubana Francisco Villamil, con la operación se pretende «informar sobre el invaluable patrimonio cultural y político de la Cuba actual» y ser «archivo de (la) gran emigración americana de Galicia, en particular de las biografías de los nacidos en Láncara y de su descendencia, que hicieron historia en todo el Caribe, especialmente en Cuba».

La mencionada asociación de Láncara será la encargada de llevar adelante el proyecto junto al Ayuntamiento del municipio, la Diputación de Lugo y la Confederación de Empresarios de la provincia.

Uno de los primeros pasos dentro del proyecto es habilitar la vivienda para tal propósito. La misma se encuentra en notable deterioro tras estar abandonada por varias décadas.


Según el alcalde de Láncara, Darío Piñeiro, «las buenas relaciones entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Cuba, especialmente con la familia Castro, permitirán la construcción de este centro».

Angel Castro Argiz, emigró a Cuba en el siglo XIX siendo un campesino muy pobre en recursos. Se dedicó al trabajo duro cortando madera y caña, como también dedicó horas al juego de cartas y a criar gallos que llevaba a peleas por dinero. De a poco su situación económica fue cambiando permitiéndole comprar una haciendo en Birán, Holguín y convirtiéndolo en un rico terrateniente. Castro Argiz contrajo matrimonio con Lina Ruz de donde nacieron sus siete hijos, entre ellos Fidel y Raul Castro.