Peter Schwarzenbauer, del comité de administración de BMW, ha manifestado que el plan de una nueva fábrica en México sigue en marcha. Las amenazantes declaraciones de Donald Trump de sancionar a BMW con altos aranceles a la importación si abría una nueva fábrica en Mexico, no han hecho mella en el fabricante alemán.

La fábrica ubicada en San Juan de Potosí, empezará a funcionar en 2019, recibirá los motores y los cambios de marchas de Alemania, pero todo lo demás del vehículo se ensamblará en México, serán creados por este motivo, 1.500 puestos de trabajo.

El presidente electo de Estados Unidos refiriéndose a esta situación expresó: “Le diría a BMW que se olvide si quieren construir una fábrica en México y quieren vender coches en los Estados Unidos sin una tasa del 35%”.