turista-canadiense

Los ciudadanos de Canadá interesados en viajar a Cuba por turismo, están preocupados por la posible «avalancha de visitantes estadounidenses» que podrían utilizar todas las instalaciones hoteleras y otros servicios.


«Es muy difícil conseguir una habitación de hotel en La Habana», declaró la artista canadiense Jane Bunnett.

«Incluso los precios de las ‘pensiones’ particulares se han disparado. Los estadounidenses quieren tener esa experiencia cubana también», indicó.

Jury Krytiuk, un agente de viajes especializado en el turismo hacia la isla, declaró que el Gobierno cubano ha aprovechado para aumentar las tarifas de los hoteles.

«¿Quieres dormir en la misma cama que durmió Beyoncé? ¿O quedarte donde estuvo Madonna, o alojarte en la misma suite que el papa? Pues todas esas habitaciones están disponibles», mencionó.


Annick Guérard, presidenta de la compañía turística Transat Tours, declaró «Los precios han subido», «Por supuesto que los cubanos están tratando de ajustar eso. Ellos no quieren romper o detener el flujo de canadienses».

Según cifras oficiales del Ministerio de Turismo, el año pasado viajaron más de 1.300.000 canadienses a Cuba.