El presidente de la Cámara de Representantes de la Florida Richard Corcoran y la administración del gobernador Rick Scott se dirigirán a los tribunales para resolver el litigio que decidirá si la Lotería de la Florida, infringió la ley cuando aprobó un contrato por valor de más de $700 millones.

Según Richard Corcoran, el contrato con IGT Global Solutions para ejecutar juegos de lotería es ilegal porque excede el presupuesto autorizado de la Lotería de la Florida.

No obstante, los abogados que representan la lotería dicen que la agencia respetó la ley porque el contrato es contingente a la financiación estatal.