Foto de archivo

La administración Trump comenzará a recolectar muestras de ADN de algunos migrantes bajo custodia en la frontera como parte de un programa piloto, que busca adaptarse a posibles próximo cambio en las regulaciones, informó CNN.

Este es el más reciente intento por parte del Departamento de Seguridad Nacional de expandir la recolección de ADN de migrantes bajo custodia, luego que se iniciara en el pasado año a tomar pruebas para determinar la paternidad de algunos individuos que intentaban ingresar al país con menores de edad como sus hijos.


Las autoridades migratorias compartirán la información del ADN con una base de datos del FBI con el propósito de vincular delitos con delincuentes conocidos. Solo se tomará el ADN de personas entre 14 y 79 años de edad que serán arrestadas y procesadas.

El programa piloto de 90 días será implementado por la Patrulla Fronteriza de los EEUU. en la región de Detroit, así como en el puerto de entrada de Eagle Pass en el suroeste de Texas, dijo el Departamento de Seguridad Nacional.

La medida también podría afectar a ciudadanos y residentes que sean detenidos y procesados. Negarse a dar el ADN podría conducir a un cargo penal por delito menor.

No se tomará el ADN de personas que ingresen legalmente al país o que sean retenidas para un examen adicional sin ser detenidas bajo custodia.